All images are copyrighted. As well as the respective customer permissions. By stealing them, you are exposed to lawsuits against you, monetary penalties and compensation, and you must cover the costs of any process.

Año 2017: El Tiempo de Cambios

Aquí estoy con el mensaje del año, un poco avanzado en días, pero mejor ahora que nunca!!! Pues recién estamos empezando.

El 2016 fue un año estupendo de muchas maneras, para los que se olvidaron fue el año de la Conexión para mi, entre las muchas cosas que podría decir, voy a destacar la conexión que hice con el bien más importante que Dios nos da: la familia.

Fue un año donde se generaron memorias y experiencias que nos conectaron más y que con el pasar del tiempo al recordarlas nos conectarán a esos momentos de nuevo. Es interesante ver cómo una palabra puede fluir en rumbos que uno ni se lo imagina.

Pues para éste 2017 les tengo una nueva palabra CAMBIOS!!! UY que miedo!!!

Personalmente creo que, una de las palabras que hoy por hoy producen mayor estrés a la mayoría es la palabra CAMBIOS, porque implícitamente la asociamos a incomodidad, a esfuerzo, a movernos, etc.

La frase Tiempo de Cambio, me ha venido rondando la mente por las ultimas semanas. Mientras pensaba en cuál seria la palabra para el nuevo año, se venia y tengo que confesar que estaba rehuyéndole, en parte por mi, por mis propias luchas y esqueletos en el closet jajaja, y también porque para algunos no es una frase “amigable”, sino mas bien intimidante y hasta amenazante “Tienes que cambiar!”

Esta reflexión es sobre lo que Dios trata conmigo a manera personal, y que llevo por costumbre compartirla para quien desee oír, porque tal vez Dios use alguna de mi ocurrencias para decirte algo a ti. Porque su palabra nunca regresa vacía!

Así que en mi batalla personal con la frase tiempo de CAMBIOS, caí en en Génesis 1:2 y me llamó mucho la atención la frase final de ese verso que dice “y el Espíritu de Dios se movía en el aire sobre la superficie de las aguas.” Recordemos que el escenario era una tierra caótica, y Dios estaba yendo y viniendo sobre la superficie, como haciendo un reconocimiento general del estado de la tierra, y en el versículo 3 empieza su obra creadora.

El punto que quiero resaltar es un detalle de la naturaleza de Dios que aquí se revela, y no es el que comúnmente nos salta cuando leemos Génesis 1 y 2, ósea la naturaleza creativa de Dios… Sino otra particularidad que a mi me llama la atención y es el echo de que Dios no se estaba quieto!!!! Dios estaba en movimiento!!! Aun en medio de un escenario de caos, Dios no se paralizó, Dios empezó a moverse… Y empezó a generar un cambio en ese ambiente.

No se si es cosa loca mía… pero como hija de Dios, pienso en las particularidades que poseo y me pregunto de dónde vienen? Y cuando descubro una en mi Dios Padre, me digo pues allí está!!! De allí viene!!! Jajaja

No es cosa de que seamos pretenciosos, pero la Palabra dice que Dios nos hizo a su semejanza, ósea que parte de su naturaleza está en nosotros! Con el pecado mucha de esa naturaleza se bloqueó, pero con la redención a través de Cristo, y conforme busquemos más de Dios, el Espíritu Santo las va desbloqueando. Esto es algo que yo creo de manera personal, no es ninguna nueva doctrina que les estoy impartiendo…

Porque hay algo que debemos tener bien claro y es que nosotros somos obras en progreso. Filipense 1:6 dice “Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva”. Y dentro de esa verdad esta encerrada la palabra CAMBIO!

Nosotros mismos somos un ejemplo andante de CAMBIO. Nadie esta igual a como nació! Nadie termina el día igualito a cómo lo empezó, aunque sea alguna neurona más se nos murió y alguna otra nació (por no mencionar el asunto de las arrugas y la caída del cabello. Jajaja)

El punto con los cambios es el temor que nos genera al no tener el control que produce la cotidianidad. Cuando estamos en un punto donde estamos cómodos y nos sentimos seguros porque controlamos la situación, la posibilidad de cambio resulta en angustia, en pánico, y hasta en rechazo. Pero la palabra de Dios dice en Isaías 41:10 No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.”

Quien me conoce sabe que en los últimos años he experimentado varios cambios de casa, y es agotador! Pero no deja de ser también emocionante, porque yo sé que es una nueva oportunidad para crecer de alguna manera. Una nueva oportunidad para desarrollar mis dones decorativos en un nuevo espacio jajaja El único detalle es que a veces no cuento con el tiempo suficiente para llevar a cabo todo lo que quiero, pero vamos avanzando.

Uno de mis contactos en las redes sociales compartió una imagen que usé de inspiración para ilustrar el 2017, usando el numero 7 como una flecha en asenso. Creo que esa es la clave! No se trata solo de algo motivacional, sino de algo real. Quieres subir? Pues te toca moverte! Te toca CAMBIAR de posición, cambiar el escalón actual en el que estas y subir a otro, sino das el paso de salir de tu comodidad, sino das el paso al cambio, no subirás!

Hay muchas cosas que personalmente tengo que cambiar, créanme que son muuuuchas pero siento que este 2017 es un buen tiempo para hacerlo. Hay hábitos que tengo que dejar y otros de fomentar, tengo que dejar de postergar cosas que me ayudaran a crecer en varios aspectos. Que no va a ser fácil, pues lo tengo claro, pero para mi el 2017 tiene que marcar un antes y un después en muchas cosas, y mi tranquilidad es que cuento con la mano poderosa de Dios sosteniéndome para llevarme a la victoria.

Cuando Dios se empezó a mover sobre el desastre que era la tierra, la tierra dentro de su caos estaba “cómoda” pero cuando empezó el proceso creativo, empezó a experimentar los cambios que luego la hicieron hermosa y buena en gran manera. Imagina cuando Dios separó las aguas? Eso no fue como pasar de una foto caótica a otra perfecta, el proceso seguro causó un gran ruido y tumulto, que si la tierra fuera una persona seguro pegaba un grito de espanto, pero cuando se dio cuenta de que ése cambio era para mejor seguro se sintió satisfecha y feliz. (Obviamente imaginándonos una caricatura animada de la tierra como persona)

Toma un momento y se honesto contigo, hay cosas que tienes que cambiar, hay decisiones que debes tomar para mejorar. El cambio nos lleva de una dimensión a otra, nos hace creer, nos expande, nos desarrolla… Pero aunque no todos los cambios serán tumultuosos como la separación de las aguas, tampoco es realista pensar que pasaremos de una dimensión a otra saltando como si voláramos lanzando al aire pétalos de rosas jajajaja. Muchos cambios requerirán mucho de nuestro esfuerzo, de nuestro tiempo, de nuestra constancia para que se empiece a notar. Que en los años futuros puedas decir el 2017 fue el año que tomaste el paso de salir de donde estabas y que cambiaste de dirección en alguna área de tu vida, que cambiaste de mentalidad, de visión o que generaste un cambio al ambiente que te rodeaba.

La TV y la cultura dominante pueden decir muchas cosas negativas, el mundo en si puede ser un completo caos, pero tu no puedes paralizarte o peor adaptarte al caos, tienes que moverte, tienes que ser un agente de cambio. Tienes que atreverte a ir más allá, a hacer algo más, a ser un poco más como Dios quiere seas, a lograr lo que El tiene para ti… y eso pasará solo cuando decidas que es el tiempo de CAMBIO.

Fíjate una vez más en la frase de Génesis 1:2 “y el Espíritu de Dios se movía en el aire sobre la superficie de las aguas.” Dios no era movido por las aguas, no era como un barco que se mueve al vaivén de las olas… El estaba en el aire moviéndose sobre ellas!!! Dios está sobre cualquier situación!!! Dios se está moviendo, y se está moviendo a tu favor!!! Parte de la naturaleza de Dios que depositó en ti es esa: la de moverte, la de avanzar, la de mejorar, la de crecer, la de expandirte, la de crear… y todo es parte del factor cambio!

Si te reúsas o peleas con los cambios te costará más llegar a donde tienes que llegar, a ser lo que tienes que ser, y a lograr lo que tienes que lograr. Optar por el cambio es un paso de Fe, porque vas de un punto al que estas adaptado y tienes el control, a un punto nuevo donde dependerás de Dios, hasta que el ciclo vuelva a repetirse. Porque para ir de Gloria en gloria hay que pasar por el proceso de transformación… el proceso de cambio! Como dice 2 de Corintios 3:18

Deseo que en este 2017 sea tu punto de partida, a un nuevo nivel… que abraces el tiempo de cambio que Dios tiene para tu vida y que te llevará a ese fututo de bien que El tiene para ti. Jeremías 29:11.

Leave A Comment